Macarrones

Se cuecen los macarrones, en agua y sal durante 10 minutos. Se sacan a un escurre verduras y se pasan bajo el grifo con agua fría para que se queden sueltos. Si se cuecen con caldo, no se les echa agua, en cuyo caso habría que revolverlos mientras se enfrían para que no se queden pegados.

En una sartén con aceite, rehogar cebolla picada y ajos picados, añadir lo que se tenga preparado, chorizo, costilla, tocino, etc., picado y, por último, bastante tomate, previamente hecho.

En el recipiente para el horno, echar la mitad de los macarrones; la mitad del preparado de tomate; la otra mitad de los macarrones; y el resto del tomate. Se espolvorea queso rallado, o se echan trocitos de mantequilla, y se dora al horno.

Acciones de Documento