Sopa de crema

Previamente se hace caldo. Carne de cocido, huesos blancos y un trozo de gallina. Cuando el agua esté hirviendo, se echa todo previamente pasado por agua fría. Se añaden uno o dos puñados de garbanzos, puerro, perejil y cebolla. Que hierva tapado un par de horas y, después, se cuela.

Se pone un cazo con un poco de mantequilla y una cucharada de harina por persona; se rehogan con el caldo y se hace una pelota que se trabaja bien; por último se añade caldo hasta una cantidad conveniente.

En la sopera que se va a servir, se ponen una o dos yemas, se baten con un poco de caldo frío y se echa la sopa caliente; se puede servir con unos picatostes o unos buñuelitos hechos con masa de huevo.

Acciones de Documento