Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Patrimonio Cultural de Eibar

Iñaki Goenaga Lumbier

Iñaki Goenaga, TeknikerIñaki Goenaga Lumbier nació en Estella el 24 de agosto de 1944 Ingeniero químico de formación, es ya parte de la historia de nuestro país como un importante promotor del desarrollo tecnológico e industrial, habiendo sido un significado protagonista en el impresionante desarrollo de Euskadi que ha permitido progresar desde la industrialización de los sesenta, pasando por dos importantes crisis económicas (la de finales de los setenta y principios de los ochenta y la de principios de los noventa) hasta la actual situación en la que nuestro país, a pesar de la presente recesión económica, se ha posicionado como una de las regiones europeas con mayor potencial innovador (hay que precisar que la contribución porcentual de la I+D al producto interior bruto vasco se ha multiplicado tantas veces como años han transcurrido).

Iñaki Goenaga se incorpora como director a los laboratorios de la Escuela de Armería de Eibar en 1968 -en aquellos momentos uno de los centros de formación más dinámicos y semillero de buenos empresarios- con el fin de que estos no solamente se emplearan con fines pedagógicos sino que pudieran proporcionar servicios de control de calidad de los materiales usados por las empresas del entorno.

Tekniker Su gestión resulta todo un éxito y, de su mano, ese servicio pionero va ganando en capacidad y clientes. Para finales de los años setenta Iñaki Goenaga era ya una figura destacada del panorama tecnológico vasco y, de hecho, forma parte del reducido grupo de expertos que alumbraron el Sistema Vasco de Ciencia y Tecnología, apoyando a la entonces emergente administración vasca en la búsqueda de una alternativa que compensara la muy reciente implantación universitaria y la carencia de centros públicos de investigación. En 1981, y ante la imposibilidad de que los laboratorios de la Escuela de Armería pudieran seguir proporcionando los servicios en el número y con la calidad entonces exigidos, Iñaki Goenaga promueve, junto con la dirección de la Escuela de Armería y algunas decenas de clientes industriales, la creación de la Asociación de Investigación TEKNIKER. Es pues fundador y primer director general de TEKNIKER y nuevamente, con la misma visión estratégica que siempre le asistió, fue pionero en la transformación societaria de TEKNIKER que, en 1996, pasó a ser Fundación. Iñaki Goenaga fue director de TEKNIKER desde su fundación hasta su prematuro fallecimiento en abril de 2002, dejando como legado un centro tecnológico consolidado y uno de los más respetados a nivel vasco, nacional e internacional.

TeknikerIñaki Goenaga fue un adelantado de su tiempo en interpretar la compleja relación entre tecnología y empresa, poniendo todos sus esfuerzos en que el progreso de la investigación fuera seguido de la correspondiente explotación de resultados. Así, desde mediados de los ochenta, fomentó la generación de nuevas iniciativas empresariales de base tecnológica (destaca su primer logro de aunar los esfuerzos de una parte representativa de las empresas de la máquina-herramienta en la puesta a punto de la primera célula de fabricación flexible y la creación de un centro de investigación sectorial como Fatronik). Desde aquel momento, la iniciativa de Iñaki Goenaga llevó a TEKNIKER a participar en la creación de 14 nuevas entidades jurídicas de carácter industrial y de investigación: Baskinsa (fabricante de prótesis), BIC-Berrilan (Centro de Empresas e Innovación), Dinitel (soluciones domóticas), Fatronik (centro tecnológico), Fedet (promoción empresarial), Goitek (gestión de la producción), Idelt (prototipado y fabricación rápidos), Millennium Coatings (cámaras de recubrimiento mediante técnicas PVD), Neotek (consultoría en organización e innovación), Oiltech (mantenimiento predictivo y proactivo a través del análisis de aceites), Pronet (consultoría de organización), Teknimap (consultoría de medio ambiente) y TKM XXI (gestión de la producción).

En definitiva, Iñaki Goenaga formó parte del reducido grupo de "históricos" que, partiendo desde unos limitados recursos, hicieron de los centros tecnológicos vascos el paradigma que hoy representan para muchos otros creados en otros puntos de España y del ámbito internacional. Murió en Eibar el día 22 de abril del 2002

 

Javier García-Tekniker.

Acciones de Documento