Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Juan San Martin Ortiz de Zarate

Juan San Martin (Eibar, 1922 – Hondarribia, 2005)

Juan San Martin Juanito nació el 23 de junio de 1922, en Eibar, donde pasó los primeros años de su vida, hasta que estalló la guerra de 1936. Su padre se desplazó a Valencia, a luchar a favor de la República, y su madre y los cuatro hermanos huyeron a Arratia, Bilbao, Santander y Gijón. Cuando se dirigían en barco hacia Burdeos, los franquistas interceptaron la embarcación, y San Martin y sus familiares fueron enviados a Ferrol. Al final, volvieron a Eibar.

San Martin empezó a trabajar de tornero durante el día, y a la noche acudía a la escuela. Desde muy joven tuvo una gran afición por la lectura, lo que le dio una base autodidacta. También por su cuenta emprendió la labor de alfabetizarse en euskera. En cuanto a sus oficios, trabajó en diversas especialidades del ámbito de la industria, en Eibar, y posteriormente colaboró con empresas que importaban maquinaria.

Arrate, 1963. Boda de Juan San Martin y Mari Paz Ibeas. Fotografía cedida por Carmen Retenaga.

Afición por la cultura y la montaña

San Martin siempre fue un lector apasionado, pero también un gran montañero: en la montaña practicó toda clase de modalidades, como la alta montaña, el esquí, la escalada y la espeleología. Durante una época fue profesor y guía de la escuela de escalada y alta montaña. Por citar algunos de sus logros, hay que decir que ascendió al Naranjo de Bulnes por tres vías distintas y que fue pionero en la apertura de nuevas vía en las ascensiones a algunas cimas del Pirineo. Hizo numerosas excursiones montañeras en Europa, y ascendió a la mayoría de las cordilleras de los Pirineos y de los Alpes.

Participó en el Club Deportivo Eibar desde siempre, donde ocupó varios cargos. Entre otros, el de presidente. Sin hacer caso a las costumbres del club, creó una sección cultural dentro del club y desarrolló su biblioteca. Así, como complemento a las actividades deportivas, se organizaban conferencias, cursos y algunas exposiciones.

Participó en expediciones espeleológicas a la cueva de la Piedra de San Martín, en Larra. Así, sus primeros escritos son relativos a la montaña. Escribía en la revista del Club Deportivo de Eibar y en la revista Pirenayca, en español al principio y también en euskera posteriormente. Así, el año 1955, la Federación Española de Montaña le concedió la medalla de plata al mérito.

Hendaya, 1959. De izquierda a derecha: Juan San Martin, Edorta Alberdi, Toribio Echevarria, XX, XX. Archivo Municipal de Eibar. Fondo Toribio Echevarria.

Escritor

Sus primeros artículos sobre temas culturales los escribió en las revistas Anaitasuna de Imanol Berriatua y Euzko Gogoa de Jokin Zaitegi, a comienzos de la década de los 50, y posteriormente publicó en la mayoría de las revistas que han existido en Euskal Herria. Fue director de Egan desde 1983 hasta 1989. Y durante muchos años, bajo la dirección de Jon Bilbao, colaboró con el grupo Eusko Bibliographia, del que también fue miembro de la dirección.

En sus idas y venidas por Euskal Herria, cultivó las siguientes disciplinas: prehistoria, lingüística, arte, arqueología y etnografía. Así, identificó diversos yacimientos prehistóricos de la época romana y algunas obras de arte. Al mismo tiempo, recopiló numerosos cantos populares y trabajos de artesanía.

San Martin, además de escribir artículos, también publicó poemas, sobre todo en Euzko Gogoa y en Olerti, revista dirigida por Santi Onaindia. Utilizó el pseudónimo Otsalar en sus poemas, que llegó a ser una referencia importante en la poesía vasca durante la década de los 60. En el 2001 publicó la mayoría de aquellos poemas en el libro Giro Gori.

Pero su primer libro es muy anterior a esa fecha: en 1959 publicó un libro sobre la vida y obra de Juan Antonio Moguel. Luego vinieron otras muchas obras, en las que San Martin abordó muy diversos ámbitos: humor, literatura, arte, etnología, lengua…

Miembro y presidente de diversas instituciones

El 26 de julio de 1957 fue designado miembro correspondiente de Euskaltzaindia, la Academia de la Lengua Vasca, y el 18 de diciembre de 1974 fue elegido miembro de número de la misma. El discurso de entrada en la academia (Literatura landuaren sorrerako giroa, Axularren garaira arte) lo dio diez años más tarde, el 14 de septiembre de 1974, en Urdax, para el que eligió como tema el ambiente existente hasta la época de Axular para la creación de una literatura cultivada, discurso que fue contestado por Jean Haritschelhar. Desde 1966 hasta 1978, San Martin fue el secretario de la academia; desde 1970 hasta 1978, fue el tesorero; desde 1978 a 1988, el jefe de la sección Jagon. En 1988 fue elegido vicepresidente de Euskaltzaindia, cargo que dejó al año siguiente, ya que fue designado ararteko, defensor del pueblo de la Comunidad Autónoma Vasca. De 1994 a 1995 fue el jefe del Instituto Europeo Ombudsman, y ese mismo año abandonó el cargo de ararteko.

Durante la época de la transición política española, fue designado Consejero de Bellas Artes. Además, durante algunos años fue miembro de la dirección del Museo San Telmo de San Sebastián, y también fue asesor del consejo en las obras de restauración de la iglesia de San Andrés.

También fue miembro de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País, y fue nombrado miembro de honor de Euskal Idazleen Elkartea (asociación de escritores vascos) y de la Asociación de Traductores, Correctores e Intérpretes de Lengua Vasca.

Durante la 36º edición de la Feria del Libro y del Disco Vasco de Durango, la asociación de Amigos de la Merindad de Durango Gerediaga le galardonó con el premio-homenaje Durangoko Argizaiola.

Finalmente, hay que destacar que en el 2001 el Ayuntamiento de Eibar, con la ayuda de la Universidad Vasca de Verano (UEU), creó la beca Juan San Martin, con el fin de impulsar la investigación y homenajear al vascólogo e investigador eibarrés. Ese año la beca fue concedida al miembro de la Comisión de Onomástica de Euskaltzaindia Patxi Salaberri, y posteriormente ha sido convocada todos los años.

Juan San Martin falleció en Hondarribia, el 30 de mayo del 2005.

Premios y homenajes

He aquí algunos de los premios y homenajes recibidos por Juan San Martin durante su vida:

  • En 1955, la Federación Española de Montaña le concedió la medalla de plata.
  • En 1964, la Entidad de Escritores Vascos de Bayona le concedió le premio Lauaxeta.
  • Fue nombrado miembro de honor de Euskal Idazleen Elkartea, la asociación de escritores vascos.
  • Fue nombrado miembro de honor de la Asociación de Traductores, Correctores e Intérpretes de Lengua Vasca.
  • El año 2001, el Ayuntamiento de Eibar, con la colaboración de la Universidad Vasca de Verano (UEU), creó la beca Juan San Martin, con el fin de fomentar la investigación y de homenajear al vascólogo e investigador eibarrés Juan San Martin.
  • El año 2011, con motivo de la 36ª edición de la Feria del Libro y del Disco Vasco de Durango, la asociación de Amigos de la Merindad de Durango Gerediaga le galardonó con el premio-homenaje Durangoko Argizaiola.
  • El 3 de junio del 2002, la Feria del Libro de Bilbao le concedió la Pluma de Oro.
  • En octubre del 2003, el centro cultural Koldo Mitxelena organizó unas jornadas en su honor, bajo el título Konpromisoa eta lekukotza euskal kulturaren zerbitzura (compromiso y testimonio al servicio de la cultura vasca).
  • En diciembre del 2003, le concedieron la medalla de oro de Hondarribia y fue nombrado hijo predilecto de la localidad.
  • En junio del 2004, la Sociedad de Estudios Vascos Eusko Ikaskuntza y la entidad financiera Euskadiko Kutxa le concedieron el Premio de Humanidades, Cultura, Arte y Ciencias Sociales del 2004.
  • En agosto del 2004, fue homenajeado por el Museo Zuloaga.
  • En abril del 2005, fue nombrado hijo predilecto de Eibar.

Acciones de Documento