Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Toribio Etxebarria Ibarbia

Nació en Eibar Guipúzcoa, el 27 de abril de 1887 en el número 6 de Txiriokale, hijo del eibarrés Nicanor Etxebarria y la vitoriana Isabel Ibarbia. A los trece años comenzó a trabajar de aprendiz de grabador. Mediante concurso público optó a la plaza de secretario del ayuntamiento. Su afición a la lectura le llevó pronto al interés por la política y en ella por la problemática social y la lucha de clases. Ingresó en el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y en el sindicato UGT (Unión General de Trabajadores) en donde se convirtió en uno de los líderes de la evolución del socialismo utópico al socialismo pragmático.

Toribio Echevarria IbarbiaParticipó de manera muy activa en la construcción de la Casa del Pueblo de Eibar y en la constitución de las primeras cooperativas de consumo e industriales; su implicación y asesoramiento fueron fundamentales en la creación de la cooperativa Alfa en 1920, primera cooperativa industrial moderna del País Vasco. Los propios obreros cooperativistas requirieron a Toribio Etxebarria para ser gerente de la cooperativa que pronto pasaría de la fabricación de pistolas a la de máquinas de coser.

Mantuvo una actividad muy intensa en la Segunda República y durante la Guerra Civil teniendo que partir al exilio al término de la misma. De todas maneras, el personaje de Toribio Etxebarria está estrechamente vinculado con Eibar, de modo que no puede entenderse su figura si no se la enclava dentro de las características específicas de la ciudad armera. Esta vinculación se deriva de su propia existencia personal, transcurriendo una importante parte de su vida en esta localidad (desde su nacimiento hasta su forzado exilio tras la contienda civil, con excepción de un breve intervalo durante el primer bienio republicano en el que desempeñó el papel de delegado de Campsa en Madrid).

Finalizada la guerra inició un largo exilio, viviendo hasta 1941 en Francia, primero en París, donde fue administrador general de una junta de auxilios de Republicanos, entidad presidida por Prieto, y más tarde en las proximidades de Tolouse. Viajó a Caracas desempeñando diferentes trabajos de gerencia en una editorial, colaborando en distintas publicaciones y en radio. Es durante este período cuando mantuvo una importante relación epistolar con amigos y diversas personalidades políticas e intelectuales del País Vasco. También colaboró en periódicos y revistas como: "El Socialista", "Euskera", "Euzko-Gogoa", "Egan", "Olerti", "Eibar", y publicó varios libros. Murió en Caracas en 1968.

Acciones de Documento