5.- Santuario de Arrate

 

 

Foto: Imagen de la Virgen de Arrate (Eibarko Udal Artxiboa).

Desde la Cruz llegamos al Santuario; uno de los más conocidos en el País Vasco, situado al lado del camino que va a Elgoibar, y desde allí hasta el mar, pasando por el monte Arno. La romería que se celebra el día 8 de setiembre desde tiempos inmemoriales congrega a gente de todos los rincones del país. En los documentos antiguos la Virgen aparece como "Arriarteko Andra Mari" (que se puede traducir como "Virgen entre las piedras"). La construcción es una gran nave única. Los elementos que contiene son numerosos y de valor incalculable: los lienzos de Ignacio Zuloaga; el pequeño barco colgado del techo símbolo de la advocación que sienten todos los hombres de la mar por la Virgen de Arrate... Pero sin duda alguna es la propia imagen de la Virgen el elemento más valioso y querido, no sólo por los eibarreses sino por muchísima gente de todo el país: es la Patrona de todos los eibarreses sin distinción, pero también es la Patrona de los txistularis y trikitilaris, y la Virgen que comparte con la Virgen del Carmen la advocación de todos los pescadores de esta parte del Cantábrico. Prueba de la devoción que se le profesa el cancionero de Arrate que data del S. XVIII:

"Atozte Arrate'ra jentia/ aldapan bada ere nekia/ adoratzen birjiña santia./ Izanik bada au gure jabia/ emango digu bere grazia."

("Venga la gente a Arrate / también hay cansancio en la pendiente / a adorar a la Virgen Santa / Señora nuestra que es/ nos dará su gracia". Coplas del año 1710).

Después de visitar Arrate podemos continuar hacía Elgoibar, a la zona de San Pedro. O si no, bajar a Eibar por los caseríos Arizmendi y Barrenetxe para conocer el barrio Arrate, que es lo que haremos.

 

 

Acciones de Documento