Jose Antonio Gisasola

Jose Antonio Gisasola nació a mediados del siglo XIX en el barrio eibarrés de Aginaga y falleció en Buenos Aires el 12 de mayo de 1944. Durante su vida en América consiguió una apreciable fortuna que utilizó para construir dos colegios en Eibar.

Jose Antonio GisasolaSiendo joven, en la guerra carlista, partió de Santander rumbo a Argentina para no tener que participar en la guerra. Estando en Argentina, trabajó muy duro y estuvo a las ordenes del vasco Martín Alzaga. Se casó con una vasca de iparralde, Catalina Vigné.

Jose Antonio Gisasola amasó una fortuna  trabajando la tierra y con la cría de ganado. No tuvo hijos, e hizo testamento beneficiando al  país donde vivía dejando sus posesiones para introducir el ferrocarril que, en aquella época, era esencial para el desarrollo económico. Actualmente, la estación de tren del pueblo de El Perdido lleva el nombre de Jose Antonio Gisasola.

El Perdido, Jose Antonio GisasolaNunca olvidó su pueblo natal y prueba de ello es que donó dinero para la construcción de una escuela en Aginaga y cedió los terrenos que tenía en Isasi, aportando también parte del dinero necesario, para la construcción de la escuela de los frailes. La escuela se bautizó con su nombre.

Colaboró activamente en la creación de las Casas Vascas y centros de cultura vasca en Sudamérica.

Acciones de Documento